Métodos:

El método de trabajo de Flying Wine Buyer es:

Selección
Flying Wine Buyer funciona como un filtro, seleccionando de la inmensa oferta sólo las mejores transacciones y productos para los compradores/importadores. En lugar de tener que establecer y mantener el contacto con cada uno de los cientos de productores, el comprador/importador puede tomar más rápidamente las decisiones adecuadas. Al no tener que hacer la preselección personalmente, el comprador/importador se ahorra la costosa comunicación con los numerosos proveedores en tiempo y dinero.

Prueba
• Todos los vinos ofrecidos han pasado por un control organoléptico y solo se ofrece vinos de una calidad por encima de la media.
• En caso de compras más voluminosas, aconsejamos al productor relativo a la composición de sabores deseados.

Negociaciones
• En consulta con el comprador/importador determinamos la estrategia a seguir durante las negociaciones con el productor.
• Gracias a la experiencia de Flying Wine Buyer se puede obtener buenos precios.
• Los contratos se pactan para un tiempo prolongado en fin de conseguir los mejores resultados para todas las partes.

Red
• Visitamos todas las ferias de vino internacionales importantes, añadiendo cada vez nuevos contactos a la red
• Mantenemos contactos personales frecuentes con cientos de productores.

Comunicación
• Las consultas y otras comunicaciones se mantienen directamente con los responsables, por lo cual se puede llegar a acuerdos concretos y claros.
• Organizamos cursos prácticos y de formación adicional para vendedores.
• Realizamos descripciones de productos y anuncios publicitarios para clientes.

Honorarios
• Flying Wine Buyer utiliza su red para asesorar gratuitamente los compradores/importadores en todo el mundo en sus decisiones de compra.
• Otras actividades (interinas) se realizan y remuneran como autónomo; una fórmula de trabajo efectivo y económico, que aprovecha al máximo las cualidades específicas de las personas sin tener que embarcarse en una relación laboral.